Accede a tu cuenta:

Utilizamos cookies propias o de terceros para analizar y optimizar la navegación en nuestro sitio web así como para publicidad comportamental.
Si sigues navegando, consideramos que acepta su uso y nuestra Política de Cookies.
Para obtener más información o cambiar la configuración, lee nuestra Política de Cookies.

Accede a tu cuenta

  • Conectando...

BM no es lo mismo

Tu compra AHORA más cómoda Vídeos de recetas Tarjeta BM

19 ene 2018Alimentación

Semillas de chía: ¿qué son y cómo consumirlas?

Semillas de chía

La chía es una semilla que se ha posicionado en el mercado como un superalimento más. No es para menos, porque las semillas de chía contienen una gran cantidad de nutrientes que resultan muy beneficiosos para nuestra salud.

Procedente de México y Guatemala, la chía ya era una vieja conocida para los aztecas, aunque durante años se vio relegada al olvido. Su nombre es de origen maya y significa “fuerza”, un término muy apropiado para una semilla rica en omega 3, proteínas, minerales y vitaminas.

PROPIEDADES DE LAS SEMILLAS DE CHÍA

  1. Proteínas de calidad: Las semillas de chía contienen más  proteínas que otras semillas vegetales y que incluso otros cereales, ya que estas proteínas mantienen todos los aminoácidos esenciales. De ahí que la chía sea un alimento muy interesante para vegetarianos y veganos, aunque también para los deportistas puesto que el aporte proteico de la chía es beneficioso para articulaciones y músculos. 

  2. Ricas en fibra: Tiene gran cantidad de fibra soluble, que nos da sensación de saciedad. Además, la fibra de la chía ayuda a retrasar la absorción del colesterol y de la glucosa y nos ayuda a reducir sus niveles en sangre. Al contener tanta fibra no se recomienda abusar de su consumo, pues aunque la fibra es muy saludable, mucha cantidad puede producir malestar digestivo y distensión abdominal.

  3. Ácidos grasos: Las semillas de chía aportan una gran cantidad de ácidos grasos de la serie W3, que son beneficiosos. No contienen grasas saturadas, ni colesterol.

  4. Calcio de fácil absorción: Una de las propiedades a destacar de la chía es su alto contenido en calcio. Pero lo más llamativo es el tipo de calcio que contiene ya que es de buena asimilación.

  5. Antioxidantes: La chía es muy rica en antioxidantes, más incluso que el arándano rojo. Esto nos permite luchar contra los radicales libres y la oxidación celular.

  6. Ricas en vitaminas y minerales: Entre los minerales que contiene la chía destacan el potasio, el magnesio, el manganeso, el cobre y el zinc. Por su parte, las principales vitaminas que contiene son del grupo B, sobre todo las B1 (tiamina) y B3 (niacina)

CÓMO CONSUMIR LAS SEMILLAS DE CHÍA

La mejor manera de sacar partido a los beneficios de la chía es consumiéndola de forma natural, no de aceites ni suplementos.

Puede consumirse molida previamente o entera, pero siempre hay que ponerla a remojo durante 15 ó 30 minutos. Puede ser con un líquido frio o caliente, pero que no hierva, pues con elevadas temperaturas las semillas de chía pierden parte de sus propiedades nutricionales.

La cantidad que se recomienda ingerir es una cucharadita de postre al día, por ejemplo en el desayuno, o bien antes de las comidas, si lo que se desea es conseguir esa sensación de saciedad que puede ayudarnos en las dietas de pérdida de peso.

Gracias a su sabor dulce y agradable, las semillas de chía pueden tomarse de muchas formas: con agua, con zumos, en batidos, mezcladas con yogur, para condimentar ensaladas… incluso se están utilizando en la elaboración de panes exquisitos.

Aquí os damos algunas ideas para introducir las semillas de chía en vuestra dieta:

 

Marta aguirre   Dra. Marta Aguirre. Nutrición y Medicina estética