Accede a tu cuenta:


Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar y mejorar la navegación de los usuarios en nuestro sitio web
así como para ofrecer publicidad de interés siempre y cuando lo consientas expresamente aceptando este mensaje.
Puedes leer más sobre nuestra política de Cookies.

BM no es lo mismo

Tu compra AHORA más cómoda Vídeos de recetas Tarjeta BM

02 jun 2016Alimentación

Introduce platos veganos en tu dieta

plato vegano vegetariano

Las personas que optan por una alimentación vegana o vegetariana en muchas ocasiones deciden hacerlo por motivos de salud, porque aunque la proteína animal es necesaria para nuestro organismo, en exceso puede ser dañina. Si nos pasamos con el consumo de carne, pescado, huevos y otras proteínas animales, estaremos introduciendo a nuestro cuerpo un exceso de grasa saturada y de colesterol, incrementando el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y sobrecargando algunos de nuestros órganos como el hígado y los riñones.

Sobre este asunto, la recomendación que hace la Organización Mundial de la Salud (OMS) es la de un consumo diario de entre 0,8 y 1 gramo por cada kilo de peso en personas adultas y sanas, que no sean atletas ni estén embarazadas. Pero nadie habla de que esas proteínas deban ser animales. Tal y como nos recuerda la nutricionista Ainhoa Prat, “las proteínas no son exclusivas del reino animal”, ya que también podemos encontrarlas en las legumbres, los cereales, los frutos secos y las verduras de hoja verde.

Cierto es que la proteína de origen animal, en general, tiene mayor cantidad de aminoácidos que la de origen vegetal. En este sentido nuestra nutricionista nos recomienda combinar los alimentos vegetales para aumentar el valor biológico de la proteína. Por ejemplo, podemos mezclar en un mismo plato cereales con legumbres: lentejas con arroz, cus-cus con garbanzos, pasta con guisantes,… son algunas de las combinaciones posibles. También los cereales pueden combinarse con frutos secos o semillas: ensalada de lentejas con nueces o de arroz con almendras. 

Así mismo, encontramos algunos alimentos de origen vegetal como la quinoa y el trigo sarraceno, que por sí solos ofrecen a nuestro organismo todos los aminoácidos esenciales que necesita, y por tanto no requieren de ninguna combinación.

Los lunes sin carne

Son numerosos los beneficios para nuestra salud si incrementamos el consumo de proteínas de origen vegetal.

  • Recibiremos un mayor aporte de fibra que nos ayudará a combatir el estreñimiento
  • Este tipo de proteína no contiene grasas saturadas ni colesterol.
  • Son más fáciles de digerir.
  • Nos aportan vitaminas, minerales e hidratos de carbono de asimilación lenta.

Por todo esto, Ainhoa nos anima a sumarnos al “Lunes sin carne”, un movimiento internacional que desde hace un tiempo pretende promover la disminución del consumo de carne con el fin de mejorar la salud. Y es que no hablamos de tener que eliminarlo por completo, sino de reducirlo. Por eso, no está de más que de vez en cuanto en tu mesa se sirva un plato vegano, sin necesidad de convertirte al veganismo por completo.