Accede a tu cuenta:

Utilizamos cookies propias o de terceros para analizar y optimizar la navegación en nuestro sitio web así como para publicidad comportamental.
Si sigues navegando, consideramos que acepta su uso y nuestra Política de Cookies.
Para obtener más información o cambiar la configuración, lee nuestra Política de Cookies.

Accede a tu cuenta

  • Conectando...

BM no es lo mismo

Tu compra AHORA más cómoda Vídeos de recetas Tarjeta BM

29 ene 2018Alimentación

Legumbres, cómo evitar que provoquen gases

legumbres: alubias, garbanzos, lentejas...

Las legumbres son sabrosas y saludables por los muchos beneficios que aportan a nuestra salud, pero para algunas personas su consumo puede resultar molesto, por el exceso de gases que les provocan los garbanzos, las alubias o las lentejas. La flatulencia se produce porque la piel que cubre a la legumbre es rica en oligosacáridos, un componente que posteriormente nuestras bacterias del colon descomponen formando gas (dióxido de carbono, hidrógeno y metano).

Sin embargo, hay formas de evitar estas molestas flatulencias y hacer que las legumbres sean más digestivas. Nuestra nutricionista, Marta Aguirre, nos da los siguientes consejos:

REMOJO Y COCCIÓN

La mejor forma de evitar que el consumo de legumbres provoque flatulencias es a través de una correcta cocción de las mismas. Primero habrá que ponerlas a remojo 12 horas antes de cocinarlas, cambiando el agua una o incluso dos veces. Así, podemos evitar este efecto, o  al menos minimizarlo.

También es recomendable interrumpir la cocción de las legumbres añadiendo agua fría o retirándolas del fuego, de esta forma conseguiremos  disminuir los oligosacáridos.

PREPARARLAS EN PURÉ

Otra recomendación indicada para aquellas personas que no digieren bien las legumbres, es consumirlas en puré, ya que al pasarlas la piel se elimina y se vuelven más digestivas.  Así que anímate a comer los garbanzos en forma de hummus o las alubias en crema, una forma de disfrutar de las legumbres sin tener que sufrir las temidas flatulencias. 

BICARBONATO

El bicarbonato también puede ser un buen aliado. Si añadimos una cucharada al agua de cocción, conseguiremos que las sales precipiten y no endurezcan a la pectina (fibra de la legumbre).

ESPECIAS

También en el momento de cocinarlas podemos evitar los molestos gases añadiendo algunas especias. Las más recomendadas son el comino, el hinojo, el tomillo o el romero, así como el laurel. Potenciaremos el sabor y además las legumbres nos sentarán mejor al estómago.  

COMER SIN PRISAS

Y lo más importante, comer despacio y masticar bien, un consejo que se aplica al consumo de cualquier alimento.

 

Marta aguirre   Dra. Marta Aguirre. Nutrición y Medicina estética