Accede a tu cuenta:


Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar y mejorar la navegación de los usuarios en nuestro sitio web
así como para ofrecer publicidad de interés siempre y cuando lo consientas expresamente aceptando este mensaje.
Puedes leer más sobre nuestra política de Cookies.

BM no es lo mismo

Tu compra AHORA más cómoda Tarjeta BM

06 jul 2016Producto de temporada

Bonito del norte, el rey del Cantábrico

pieza de bonito del norte sobre hielo

El bonito del norte, o atún blanco, puede presumir de ser el más exquisito y suave de su especie. Llega a las costas del Cantábrico en grandes grupos durante el verano y su captura requiere de gran destreza y organización, ya que se captura uno a uno con cebo vivo. De ahí que en ocasiones nos refiramos al bonito del norte como bonito de anzuelo.

El cebo vivo es una técnica que se introdujo a finales de los años cincuenta. Se realiza utilizando cañas de entre cuatro y seis metros sobre masas de bonito, que son atraídos y mantenidos próximos a la embarcación, arrojando al agua periódicamente peces vivos. Las especies utilizadas como carnada son pequeños peces como anchoa, sardina, chicharrillo y verdel pequeño.

Propiedades del bonito
También han trascendido las propiedades que posee este famoso pescado azul. No en vano, puede vanagloriarse de su bajo contenido en grasa (6%), menor que el del atún, y su alto valor biológico, mineral (contiene fósforo, calcio y hierro) y vitamínico (A, D, grupo B sobre todo

B3), muy interesantes tanto para el sistema óseo como para la visión.

Según la médico y nutricionista Arantza López-Ocaña, nuestro túnido destaca por su aporte en ácidos grasos insaturados omega 3 (6 gr por cada 100 gr), de gran importancia para el correcto funcionamiento, entre otros, del sistema cardiovascular.

Beneficios que no solo encontramos en su consumo en fresco. El bonito en conserva resulta una fuente importante de compuestos antioxidantes de gran ayuda para prevenir determinados tipos de cáncer.

El bonito en la cocina
Y además de sano, sabroso. El bonito del norte es una pieza clave de la dieta mediterránea que se ha convertido en uno de los caprichos del mar que más se consume, sobre todo porque resulta muy fácil maridarlo con alimentos muy distintos. Desde el famoso marmitako vasco o la marmita cántabra, hasta el exótico tataki japonés, son cientos las recetas que se pueden degustar a partir de sus diferentes cortes. Y es que del bonito se aprovecha todo.

  • Cola: Una vez limpia, su carne resulta ideal para cualquier guiso o caldereta.
  • Rodajas: Sabrosas y fáciles de preparar de muy diversas formas: encebollado, con tomate, a la parrilla… o incluso en tempura. Prueba esta receta de mar y huerta con dos salsas.
  • Cogote: Muy jugoso, óptimo para marmitako o marmita.
  • Lomos: Carne magra sin espinas para hacer tataki a la plancha… incluso para comer crudo.
  • Ventresca: Su grasa saludable hace que sea perfecta para degustar al horno o parrilla.

¿Ya has elegido la pieza que vas a cocinar hoy? ¡Que la disfrutes!