Accede a tu cuenta

  • Conectando...
BM SUPERMERCADOS

ACTUALIDAD

Foto 1

Muévete

Deporte en invierno: consejos para esquivar el frío y recuperarse de los excesos navideños

Ha pasado un tiempo desde que acabó la Navidad, así que va siendo hora de ponerse las pilas para recuperar la forma (y eso que ya te avisamos con esta guía para no pasarse de la raya en la mesa estas fiestas). Si aún no te has puesto manos a la obra tendrás que esforzarse un poco más para eliminar ese kilito de más que llegó por Navidad.

Como siempre, una alimentación equilibrada y realizar ejercicio de manera habitual es fundamental para recuperarse de los excesos navideños. No obstante, en invierno cuesta más salir a entrenar al aire libre debido al frío, a pesar de ser beneficioso: algunos estudios señalan que ayuda a quemar más calorías y aumenta el rendimiento físico.

Y es que el mayor inconveniente del frío es el descenso de la temperatura corporal, lo que puede afectar a músculos y articulaciones. Para evitar lesiones, hipotermias y otros inconvenientes de practicar deporte en invierno, sigue estas recomendaciones:

  • Consulta el tiempo: Evita días de temporal y, si es posible, elige las horas centrales del día o cuando las temperaturas sean más altas.
  • Utiliza la vestimenta adecuada: Es importante vestirse con 2 o 3 capas: prenda técnica transpirable (interior), sudadera (intermedia) y con chaleco/chaqueta corta viento (exterior). Lo ideal es dar con una combinación que no obligue a quitarse ropa a mitad del entrenamiento. No olvides cabeza (gorro), manos (guantes técnicos), cuello (buff) y piernas (mallas deportivas).
  • Calienta: Este consejo sirve para todo el año y es imprescindible para preparar los músculos y articulaciones para el ejercicio. Estiramientos, caminar, carrera suave, etc.
  • Protege la piel: Una crema solar te ayudará a aislar la piel del frío. No olvides cuidar la nariz y los labios con un protector labial para evitar irritaciones en estas zonas.
  • Hidratación: El frío puede hacer disminuir la sensación de sed. Hidrátate periódicamente para reponer líquidos y sales minerales.