Accede a tu cuenta

  • Conectando...
BM SUPERMERCADOS

ACTUALIDAD

Foto 1

Trucos

Guía para evitar los excesos navideños

Ya está aquí la Navidad, una fecha en la que nos gusta reunirnos con nuestra familia en torno a una mesa y en la cual nuestro peso más fluctúa por los excesos de comida y alcohol que se ingiere.

Si bien es cierto que las navidades son fechas especiales, no se debe descuidar la alimentación desde que empiezan, el 24 de diciembre, hasta que terminan el día de Reyes. Y es que no es lo mismo desviar un poco la alimentación los días señalados que aprovechar la excusa del propósito de perder peso en Año Nuevo para comer cuanto se quiera.

Por ello, os propongo una pequeña guía para evitar los temidos excesos, y que estas navidades sean un poco más sanas que las del año anterior:

  • Planifica la compra y el menú. Este año vamos a ser menos comensales, por lo que, lógicamente, deberemos comprar menos. Intenta adecuar la compra al número de personas que va a reunirse, ya que desperdiciaremos menos comida y serviremos cantidades más adecuadas. Como platos principales, prioriza las sopas, ensaladas, mariscos, carnes y pescados a la plancha o asados frente a los rebozados y las frituras.
  • Prepara un calendario de Navidad. No es lo mismo descuidar la alimentación los cinco días festivos (24, 25 y 31 de diciembre; 1 y 6 de enero) que casi un mes. Por tanto, se debe comer con normalidad exceptuando esos días en los que nos podemos permitir algún exceso.
  • Sigue tu estructura normal de comidas diarias. Si acostumbras a hacer 5 comidas al día, sigue haciéndolas incluso en días festivos. Así llegarás más saciado a las comidas “clave” y tomaremos menos alimentos de los que no convienen tanto.
  • Practica ejercicio de manera regular. Existen muchas maneras de ejercitarse; si no eres de salir a la calle a correr con mal tiempo, ve al gimnasio o haz ejercicio en casa, lo importante es seguir moviéndote.
  • Come despacio. A veces una gran oferta en la mesa y tanta gente comiendo alrededor puede dar sensación de ansiedad. Puedes servirte un poco de cada plato que te apetezca probar. Si tienes toda la comida en tu plato, te dará una idea más clara de cuánta cantidad de comida vas a ingerir.
  • Prioriza el agua como bebida. Puedes maridar con vino los platos principales pero recuerda tomar agua entre copa y copa para hidratarte y no sientas la obligación de beber alcohol, ya que no aporta beneficios a nuestra salud y suma calorías vacías.
  • Evita tener cerca la bandeja de dulces. Intenta darte un pequeño capricho de postre, pero muchas veces los tomamos simplemente porque están delante aunque estemos llenos y no nos apetezcan mucho.

Y si nos hemos excedido, ¿qué hacemos?

Si a pesar de saber la teoría, la práctica no se nos ha dado tan bien, podremos siempre poner remedio. Lo importante es volver cuanto antes a una alimentación equilibrada pero mientras tanto:

  • Los días siguientes a las comilonas basa tu alimentación en fruta, verdura y legumbres o proteína animal cocinada con técnicas saludables. Esto es, evita las frituras priorizando los hervidos o la plancha.
  • Guarda los dulces hasta la próxima fecha señalada.
  • Aumenta el consumo de fibra priorizando alimentos integrales, ayudará a restablecer el bienestar gastrointestinal.
  • Bebe mucho líquido, preferiblemente agua, ya que es posible que el alcohol en exceso haya producido deshidratación. También puedes tomar caldos o infusiones, que pueden ayudar al bienestar gástrico.
  • Practica ejercicio. Además de ayudar a quemar los excesos, va a ayudar a liberar estrés y a volver a la rutina cuanto antes.

Independientemente de los excesos o no, lo importante es disfrutar de la compañía de los nuestros y dar la entrada al nuevo año como se merece, que, seguro, será mejor que este.

¡Feliz Navidad y buena entrada a 2021!

  Rocío Narbaiza: Farmacéutica & Nutricionista