Accede a tu cuenta:

Utilizamos cookies propias o de terceros para analizar y optimizar la navegación en nuestro sitio web así como para publicidad comportamental.
Si sigues navegando, consideramos que acepta su uso y nuestra Política de Cookies.
Para obtener más información o cambiar la configuración, lee nuestra Política de Cookies.

Accede a tu cuenta

  • Conectando...

BM no es lo mismo

Tu compra AHORA más cómoda Vídeos de recetas Tarjeta BM

20 sep 2017Alimentación

¿Es bueno comer conservas de pescado?

Latas de pescado en conserva: atún, sardinillas, pulpo, etc.

El pescado constituye una de nuestras principales fuentes de proteínas de calidad, además de ser rico en calcio, fósforo, magnesio y hierro. Por todo ello, se recomienda el consumo de pescado, en cualquiera de sus formas, hasta 5 veces por semana. Como no siempre nos es posible disponer de pescado fresco en la mesa, podemos procurar tener pescado congelado en nuestra nevera, una buena forma además de evitar la infección por anisakis, o bien recurrir a las conservas de pescado durante todas las épocas del año. Pero, ¿es esta una opción saludable? ¿Es bueno consumir el pescado en conservas? Sin duda, es una forma fácil y rápida de consumir pescado en general y, más concretamente, algunas variedades fuera de su temporada como el bonito o las anchoas.

Lo cierto es que, tal y como nos explica la Doctora Marta Aguirre, especialista en nutrición, las conservas de pescado pueden ser saludables, siempre y cuando tengamos en cuenta algunos consejos para su consumo, y conozcamos cuáles son los cambios nutricionales que se pueden dar.

Pero en general, los minerales que contiene una lata en conserva, son los propios de cada pescado y no se pierden, de hecho a veces se gana. Es el caso de las sardinas que en lata triplican su contenido en calcio. El tratamiento con calor hace que el calcio de las espinas pase a la carne y así, si 100 g. de sardinas frescas tienen 50 mg de calcio, 100 g de sardinas en conserva tienen 250 mg. de calcio.

Las proteínas de pescado también se mantienen en las conservas. Algo muy importante ya que son proteínas de gran valor biológico, por contener muchos aminoácidos esenciales que nuestro organismo no sabe sintetizar.

En los pescados, sin embargo, apenas hay glúcidos o hidratos de carbono y, al elaborarlos en conserva, no se modifican. El pescado también es rico en vitaminas del grupo B que, normalmente, se pierden al lavarlos antes de su preparación. Sin embargo, las latas metálicas, de aluminio o acero laminado, lo protegen de la luz y la oxidación, así que una vez dentro de la lata, se minimiza la pérdida.

Por último, hay que hablar de las Vitaminas Liposolubles, como la Vitamina A y la Vitamina D, muy presentes sobre todo en los pescados azules. Se trata de otro contenido del pescado que no se ve alterado al prepararlo en conserva.

NATURAL, EN ESCABECHE O EN ACEITE

Al consumir una lata de pescado en conserva es recomendable optar por el producto al natural, ya que el aceite de cobertura empleado hace que las grasas y el aporte calórico sean mayores con respecto al pescado fresco. En caso de escoger una conserva en aceite, mejor que sea aceite de oliva, así la combinación de ácido oleico y los aceites grasos Omega 3 del pescado nos protegerán cardiovascularmente.

En cuanto a los escabeches, es preferible no abusar de ellos, ya que producen una desnaturalización parcial de las proteínas.

Otro aspecto a tener en cuenta es que las conservas de pescado, como todos los alimentos enlatados, son ricos en sodio (sal) y por ello, los hipertensos no deben abusar de su consumo. Existen en el mercado algunas alternativas de conservas bajas en sodio o reducidas en sal que pueden ser útiles en estos casos.

Como veis, si elegimos las conservas apropiadas y seguimos algunas pautas en su consumo, las conservas de pescado pueden ser una buena forma de consumir pescado e, incluso, un perfecto ingrediente en algunas recetas.

Otra opción es comprar el pescado fresco y preparar vuestras propias conservas. En este video te explicamos cómo embotar bonito. Advertir a aquellas personas que embotan en sus domicilios del peligro que existe con la temperatura o el tiempo de cocción, que no hayan sido suficientes o que algún bote no haya cerrado herméticamente. En tales casos, cabe la posibilidad de contaminación por una bacteria que produce una enfermedad grave que es el botulismo.

Marta aguirre   Dra. Marta Aguirre. Nutrición y Medicina estética

En BM Supermercados te animamos a consumir pescado fresco y para ello, ponemos a tu disposición la mejor calidad y servicio, a través de nuestras pescaderías. Sin embargo, si necesitas recurrir al pescado en conserva, también disponemos de un amplio surtido y marcas.