Accede a tu cuenta

  • Conectando...
BM SUPERMERCADOS

ACTUALIDAD

Foto 1

Alimentación saludable

Tipos de harina saludables: harina de garbanzo

La harina es, por definición, el polvo que se obtiene de la molienda de diferentes cereales, semillas, tubérculos o legumbres. Las propiedades de cada harina serán diferentes en función del ingrediente de origen, tanto en textura, consistencia, aroma, sabor y composición nutricional.

La harina de garbanzo se ha utilizado durante siglos en la cocina india, y hoy día se presenta como una buena alternativa para aquellas personas con intolerancia o alergia al gluten.

Cabe destacar también que la proteína proveniente del garbanzo contiene ocho de los nueve aminoácidos esenciales; tan solo carece de metionina que se puede obtener de la soja, los frutos secos o el arroz.

Por tanto, combinando estos alimentos a lo largo de la ingesta diaria se obtiene una proteína de alto valor biológico como la de origen animal, interesante en aquellas dietas vegetarianas o veganas. Además, si se mezcla con agua se obtiene una textura muy similar a la del huevo, por lo que se puede utilizar en diversas preparaciones.

Entre las propiedades nutricionales de la harina de garbanzo se podrían destacar:

  • Rica en proteína: contiene más proteína que la harina de trigo tanto integral como refinada. Son importantes para el desarrollo muscular y el cuerpo necesita quemar más calorías para digerir los alimentos proteicos.
  • Rica en fibra: Una taza de harina de garbanzo contiene unos 10 g., el triple del contenido en fibra de la harina de trigo. Además es de tipo ‘resistente’, es decir llega inalterada hasta el intestino grueso sirviendo de sustrato para la microbiota (prebiótico). Un consumo diario adecuado de fibra (25 g. en mujeres y 35 g. en hombres) se relaciona con un menor riesgo de padecer enfermedades como diabetes tipo 2, enfermedad cardíaca o incluso cáncer de colon.
  • Baja en hidratos de carbono: Tiene aproximadamente la mitad de carbohidratos que la de trigo, por lo que el índice glucémico es menor (velocidad que un alimento eleva el nivel de azúcar en sangre) y mantienen los niveles de glucosa estables.
  • Rica en antioxidantes: Es rica en polifenoles, sustancias antioxidantes capaces de neutralizar los radicales libres, cuya acumulación puede producir daño celular.
  • Fuente de vitamina B9: Una taza de harina de garbanzo (100 g) contiene el 100% de la cantidad diaria recomendada de vitamina B9 o ácido fólico, que participa en la creación y mantenimiento de células nuevas.
  • Versatilidad: puede utilizarse para casi cualquier tipo de elaboración: rebozados, panes y bizcochos, masa de pizza, crêpes, tortilla vegana etc. Aporta un sabor suave y multitud de propiedades beneficiosas. ¿Te atreves a probarla?
  Rocío Narbaiza: Farmacéutica & Nutricionista