Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar y mejorar la navegación de los usuarios en nuestro sitio web así como para ofrecer publicidad de interés siempre y cuando lo consientas expresamente aceptando este mensaje. Puedes leer más sobre nuestra política de Cookies.

Accede a tu cuenta

  • Conectando...
BM SUPERMERCADOS

ACTUALIDAD

Foto 1

Alimentación saludable

Salmonete, una buena opción para una alimentación equilibrada

El salmonete es un pescado que pertenece a la familia de los Múlidos (Peciformes). Existen dos especies: el salmonete de roca (Mullus surmuletus), y el salmonete de fango (Mullus barbatus), que pueden encontrarse en Atlántico, el Cantábrico y el Mediterráneo.

El salmonete de roca (también conocido como salmonete rayado o “de buena casta”) es más apreciado en cocina ya que suele ser más grande y su carne tiene un sabor más intenso. El salmonete de fango (salmonete barbado) por su parte, es más pequeño y su carne es menos compacta y de sabor más suave. 

Para poder diferenciar ambas especies debemos atender a su color: el salmonete de roca tiene una franja oscura de color rojo que va desde el ojo hasta la cola, además de varias líneas amarillas paralelas que recorren su cuerpo. El de fango por su parte es liso.

Su tamaño ronda entre los 10 y 40 cm y su peso máximo es de 1kg.

Por sus características nutricionales podemos considerar el salmonete como un pescado semigraso, ya que combina propiedades de los pescados blancos y azules.

Por qué debería comer salmonete más a menudo

  • Proteínas de alto valor biológico: Compuestas por aminoácidos de dos tipos: los aminoácidos no esenciales (que el cuerpo puede sintetizar) y las esenciales (se obtienen a través de la dieta). Las proteínas de alto valor biológico son aquellas que contienen todos los aminoácidos esenciales en cantidad suficiente para satisfacer nuestras necesidades, y el salmonete las tiene en buena proporción.
  • Alto contenido en grasas saludables: Rico en ácidos grasos poliinsaturados, sobre todo de omega-3, que son importantes en el mantenimiento de unos correctos niveles de colesterol y por tanto, una buena salud cardiovascular.
  • Vitaminas del grupo B: Es rico en vitaminas B6 y B12 (100 g de salmonete cubren los requerimientos diarios de esta última). Estas vitaminas se asocian al mantenimiento de las células nerviosas, producción de energía o formación de glóbulos rojos entre otras. Además, son importantes en la reducción del cansancio y la fatiga.
  • Vitamina D: Aunque nuestra principal fuente de vitamina D es la exposición a la luz del sol, podemos obtenerla de algunos alimentos, y el salmonete es uno de ellos. Es importante para la absorción de calcio y fósforo y por tanto para el mantenimiento de unos huesos y dientes sanos y fuertes. Sin embargo, estudios recientes también relacionan esta vitamina con un correcto funcionamiento de los músculos y del sistema inmune, entre otros.
  • Minerales: Alto contenido en yodo, selenio, fósforo y potasio, que ayudan, entre otras cosas, a mantener una correcta función tiroidea, proteger el cuerpo frente a infecciones y oxidación, formar los huesos y dientes y mantener una correcta actividad muscular y cardiaca
  • Bajo en calorías: El salmonete es un pescado bajo en calorías (menos de 100 kcal. por cada 100 g. de producto), por lo que es una buena opción dentro del contexto de una dieta de control o pérdida de peso.

La carne de los salmonetes es firme y muy sabrosa por lo que con elaboraciones sencillas tendremos platos ricos y sanos. Prueba a sacar los lomos y hacerlos a la plancha y acompáñalos de una vinagreta de ajo, perejil, aceite de oliva virgen extra y limón. Completa tu plato con una ensalada verde y tendrás una cena equilibrada en pocos minutos.

  Rocío Narbaiza: Farmacéutica & Nutricionista