Accede a tu cuenta

  • Conectando...
BM SUPERMERCADOS

ACTUALIDAD

Foto 1

Alimentación saludable

Pulpo: un alimento excelente para incorporar a nuestra dieta

El pulpo es un cefalópodo que, a diferencia de la sepia o el calamar, tiene ocho brazos y carece de pluma interior o de concha. Se encuentra en zonas rocosas del Mediterráneo, Atlántico y Pacífico, este animal se mueve reptando y se alimenta de moluscos, crustáceos y peces.

Su color es variable, puesto que se camufla con el fondo en el que vive para protegerse de sus depredadores. Posee también una bolsa de tinta que expulsa para defenderse. Su tamaño también varía bastante, aunque suele alcanzar el metro de largo y superar el kilo de peso.

En España es un producto muy apreciado, siendo el pulpo a la gallega su forma de elaboración más típica: pulpo cocido sobre patatas cocidas -cachelos- y aliñado con aceite de oliva, sal y pimentón. Aunque también se puede preparar una ensalada o salpicón de pulpo.

Hoy día se puede encontrar en los mercados durante todo el año, y, debido a sus propiedades nutricionales, un alimento excelente para incorporar a nuestra dieta.

Propiedades nutricionales del pulpo.

Alto en proteínas, bajo en grasa: tiene un gran valor nutricional con un bajo aporte de calorías. En comparación con otros cefalópodos, su aporte de colesterol es muy bajo, por lo que es ideal en la dieta de aquellas personas con hipercolesterolemia y para aquellas que sigan un plan de pérdida de peso, puesto que las proteínas aportan saciedad.

Ácidos grasos insaturados: aunque el contenido en grasa del pulpo es bajo, la mayor parte es de tipo insaturado, que son aquellos que han demostrado tener efectos beneficiosos sobre la salud cardiovascular, la función cognitiva, la protección contra algunos tipos de cáncer o incluso el mantenimiento de una microbiota intestinal saludable.

Fuente de minerales: es rico en selenio, yodo, fósforo, calcio y zinc. El selenio es un potente antioxidante y una ración de pulpo cubre prácticamente el total de las necesidades diarias para este oligoelemento. El yodo es imprescindible para un buen funcionamiento de la glándula tiroides, responsable del metabolismo. El calcio y el fósforo previenen la osteoporosis, además de mantener sanos los dientes, y el zinc por su parte participa en el buen funcionamiento del sistema inmune.

Rico en vitaminas: El pulpo contiene sobre todo vitaminas del grupo B, concretamente B3, B6 y B12 además de vitamina E. Las vitaminas del grupo B participan en general en la producción de energía, pero además la vitamina B3 participa en procesos de producción de hormonas y en el mantenimiento de una piel sana. La vitamina B6 ayuda al desarrollo cerebral normal y al mantenimiento del sistema inmune, y la cianocobalamina o B12 tiene un papel fundamental en la producción de glóbulos rojos. La vitamina E también es un potente antioxidante.

El pulpo es un alimento excelente para incorporar a la dieta. Como única consideración hay que tener en cuenta que, a diferencia de los pescados, los cefalópodos como el pulpo, la sepia o el calamar tienen un alto contenido en sal (sodio). Por tanto, aquellas personas con hipertensión deberían limitar su ingesta a un consumo ocasional.

  Rocío Narbaiza: Farmacéutica & Nutricionista