Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar y mejorar la navegación de los usuarios en nuestro sitio web así como para ofrecer publicidad de interés siempre y cuando lo consientas expresamente aceptando este mensaje. Puedes leer más sobre nuestra política de Cookies.

Accede a tu cuenta

  • Conectando...
BM SUPERMERCADOS

ACTUALIDAD

Foto 1

Mímate

Protégete frente a mosquitos y otras bestias

Las calurosas noches de verano invitan a dormir destapados y con la ventana abierta, aunque eso es toda una invitación para que los mosquitos hagan un festín. Y si hablamos de una excursión al monte, una acampada o unas vacaciones en un entorno rural, es probable que otras indeseables visitas veraniegas –arácnidos, chinches, avispas, etc.-  se sumen a la fiesta.

Y para evitar que estas pequeñas bestias puedan amargar las vacaciones de toda tu familia, lo mejor es poner alguna barrera. Puedes optar por colocar insecticidas eléctricos en las habitaciones; si no hay un enchufe disponible, también es muy efectivo usar repelentes no enchufables o que se puedan aplicar directamente en la piel.

Los repelentes aplicables tienen una ventaja: van contigo a todos sitios. Ofrecen hasta 8 horas de protección y son fáciles de utilizar: sólo hay que agitar y rociar las partes del cuerpo expuestas (excepto cara y con heridas abiertas) durante 1 segundo y a 20 cm. de distancia.

Una super-pulsera contra los malos

Entre las opciones más divertidas para que los peques estén protegidos contra mosquitos e insectos –sobre todo si sois asiduos a excursiones o acampadas- son las pulseras repelentes. En general, protegen unas 3-4 semanas y contienen sustancias naturales, como citronela y extracto de limón, que repelen a los mosquitos.

Alivio inmediato para la piel

Aun tomando precauciones las picaduras pueden llegar. Para un alivio rápido del escozor, lo mejor es aplicar un buen bálsamo para picaduras. Simplemente hay que extenderlo en la zona afectada con un suave movimiento circular. Es posible que notes un ligero aumento del picor, ¡pero eso es que está haciendo efecto y la sensación pasa rápido!

Remedios naturales contra las picaduras

Y si no tienes a mano uno de estos productos, siempre puedes recurrir a remedios caseros naturales que calman y recuperan la piel tras una picadura. Estos son los más efectivos:

  • Para reducir la hinchazón: hielo, cebolla o bicarbonato con agua.
  • Para calmar el dolor o picor: zumo de limón, vinagre blanco o albahaca.
  • Para recuperar la piel: aloe vera o miel.