Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar y mejorar la navegación de los usuarios en nuestro sitio web así como para ofrecer publicidad de interés siempre y cuando lo consientas expresamente aceptando este mensaje. Puedes leer más sobre nuestra política de Cookies.

Accede a tu cuenta

  • Conectando...
BM SUPERMERCADOS

ACTUALIDAD

Foto 1

Alimentación saludable

Patata vs boniato: diferencias, variedades y cuándo encontrarlos

¿Sabes diferenciar entre una patata y un boniato? A primera vista es sencillo, ya que aunque ambos son tubérculos, la particular forma de este último, así como el color de su carne, lo hace rápidamente identificable. Vamos a repasar sus principales características.

La patata es un el tubérculo de la planta del mismo nombre, perteneciente a la familia de las solanáceas, al igual que el tomate, el pimiento o la berenjena, entre otros.

Existen numerosas variedades de patata. Para clasificarlas debemos fijarnos en el color de su piel: rojo, amarillo, blanco; y también el color de la carne: amarillo o blanco. Entre las más conocidas se encuentran la variedad Monalisa, la Spunta o la Desiré.

Es un alimento básico cultivado en las regiones templadas de todo el mundo y está presente en nuestros mercados durante todo el año, aunque según la estación tendremos patatas diferentes.

De este modo, al inicio de la primavera y hasta septiembre, encontraremos las patatas nuevas, de piel fina y lisa, que tienen más agua y menos calorías que las patatas viejas. Estas, por su parte, tienen mayor contenido en almidón y absorben más nutrientes, por lo que suele utilizarse para espesar cocidos o guisos. La encontramos de febrero a junio.

Boniato: más que una patata dulce

El boniato -también llamado batata o patata dulce- es una planta tropical perteneciente a la familia de las convolvulaceas. Al igual que la patata, es el tubérculo de la planta. Pesa entre 0,5 y 3 kg y presenta una forma alargada, con un color de piel y carne anaranjado y de textura suave pero áspera.

Como planta tropical que es, el boniato  no soporta las bajas temperaturas, por eso se planta entre los meses de abril y junio. El otoño, y sobre todo el invierno, son las mejores estaciones para consumirlo.

A diferencia de la patata, el boniato tiene un sabor entre dulce y salado que lo convierte en un buen recurso en la cocina, tanto para elaborar platos salados como dulces.

Si quieres conocer las diferencias nutricionales entre la patata y el boniato, y algunos trucos para preservarlos durante la cocción, no te pierdas el siguiente post.

  Rocío Narbaiza: Farmacéutica & Nutricionista