Accede a tu cuenta

  • Conectando...
BM SUPERMERCADOS

ACTUALIDAD

Foto 1

Celebrar la Navidad con producto local

El secreto del queso está en los pastos

La estrecha carretera que lleva a Camaleño remonta el río Deva, lo acompaña en cada uno de sus saltos y meandros. Son unos 40 km de curvas cerradas y una calzada incrustada en la roca: pared vertical protegida por tela metálica a un lado; un arcén inexistente y su quitamiedos inclinado, a punto de caer al agua, al otro. No apto para estómagos sensibles.

Hasta llegar a Potes, la montaña es tan escarpada y el camino está tan encerrado en ella que para ver el cielo, hoy azul, hay que acercar la cabeza al salpicadero y mirar muy arriba. Una vez se atraviesa el pueblo de las corbatas (dulce cántabro de hojaldre, merengue y almendra), el paisaje se abre. Las laderas se suavizan y los desfiladeros cambian por prados donde se empiezan a ver animales a los que acaban de bajar de la sierra para pasar el invierno en zonas más templadas.

pastos

Juan Carlos Martínez, Quesería Río Deva. Camaleño (Cantabria)

Haciendo honor a su nombre, la Quesería Río Deva se encuentra al paso del río por Camaleño, en la parte baja de un caserío familiar, el de Juan Carlos y Mª Carmen. Este matrimonio lleva haciendo queso desde 1987, cuando recuperaron la tradición familiar de los abuelos de Juan Carlos. Ellos, como tantas otras familias de principios del S. XX, vivían en pueblos donde no existía recogida de leche, pero sí había mucho ganado. Supieron aprovechar esta situación para empezar una tradición quesera en Cantabria que hace que hoy, los quesos de esta región y sus D.O. sean muy bien valoradas. ‘La leche que se obtenía de los animales, aunque era poca, era de muy buena calidad y toda se transformaba en queso o se consumía líquida. Era una economía de aprovechamiento y subsistencia’ cuenta Juan Carlos. Cuando ellos abrieron la quesería había muchas otras en los pueblos vecinos, alrededor de una treintena de pequeñas queserías. Entonces sus productos solo se podían encontrar en la pequeña tienda que hoy aún conservan.

"Si queremos que los pueblos sigan existiendo, tenemos que consumir local, cercano"

Hoy sobreviven solo 14: ‘nosotros mantenemos la tradición quesera en esta comarca. Fuimos muchas más, pero por el tema de la edad, de la jubilación, del despoblamiento del medio rural, sobrevivimos muy pocas’. Juan Carlos habla de la responsabilidad de consumir local para que su producto y su oficio no caiga del todo en el olvido: ‘si queremos que los pueblos sigan existiendo, tenemos que consumir local, cercano’.

Ahora, los productos de la Quesería Río Deva se pueden encontrar desde su apertura en el Supermercado BM de Cantabria: ‘hace un año nos visitó Inés, la responsable de producto local y nos propuso incluir algunos de nuestros productos en su oferta’, cuenta Juan Carlos. Para BM Supermercados es imprescindible que en sus lineales haya producto local y cercano, favoreciendo la economía de cada región; en Cantabria no podían faltar productos de la comarca de Liébana, siendo el queso uno de los más representativos. Desde el verano, además, los quesos de Juan Carlos se venden también en otros BM Supermercados de Cantabria: Laredo, Castro Urdiales… etc. ‘El responsable de charcutería, carnicería y lácteos de Cantabria, Chicho, que ya conocía el queso nuestro y es una persona muy vinculada al producto lácteo en Cantabria, facilitó que nuestro producto se introdujese también en otros supermercados que tienen en la región. El resultado ha sido muy positivo’.

"La colaboración con BM Supermercados nos salvó los meses más duros de este año"

Esta colaboración, además, ha contribuido a la supervivencia de la quesería de Juan Carlos durante los meses más duros de este año. La Semana Santa es temporada alta en los Picos de Europa y con la movilidad restringida y la hostelería cerrada, no poder dar salida al stock con el que se quedaron a principios de marzo hubiera sido demoledor para esta pequeña empresa familiar. ‘La verdad es que la colaboración con BM Supermercados nos salvó la papeleta. Además de reforzar nuestra tienda online, que también ha aumentado las ventas, nos ha salvado estos supermercados que seguían abiertos y a quienes hemos podido seguir vendiendo’.