Accede a tu cuenta

  • Conectando...
BM SUPERMERCADOS

ACTUALIDAD

Foto 1

Alimentación saludable

Alimentos para aumentar tu energía

Aumentar la energía durante el día es esencial para mantener un rendimiento óptimo y un bienestar general. La elección de alimentos adecuados desempeña un papel crucial en este proceso. Aquí tienes algunos alimentos comunes que pueden ayudarte a mantener niveles de energía estables:

 

1. Fruta fresca:

Los plátanos, por ejemplo, son ricos en potasio, proporcionan una liberación rápida de energía gracias a los carbohidratos. También, las manzanas son ricas en fibra y ayudan a mantener los niveles de azúcar en sangre estables. Sin olvidarnos de los frutos rojos, fresas, arándanos y frambuesas, que son antioxidantes que ofrecen vitaminas esenciales y un impulso de energía.

 

2. Frutos secos y semillas:

Las nueces son una gran fuente de ácidos grasos, omega-3 y omega-6, y ofrecen una combinación de proteínas y fibra además cargadas de antioxidantes.  También contienen magnesio, hierro, vitaminas B y vitamina E. En el caso de las semillas, la chía es otra opción interesante.

 

3. Avena:

Este cereal es una excelente fuente de fósforo, hierro, calcio y lecitina. Además de sus propiedades energéticas, la avena también destaca por su capacidad para reducir los niveles de colesterol y promover una sensación de saciedad rápida.

 

4. Yogur:

Su aporte de proteínas de alta calidad es esencial para la reparación y construcción de tejidos. Además, los carbohidratos presentes, como la lactosa, constituyen una fuente principal de energía para el cuerpo. La presencia de probióticos en muchos yogures beneficia la salud intestinal, mejorando la absorción de nutrientes y, por tanto, la eficiencia energética.

 

5. Huevos:

Son una opción nutricionalmente ideal para iniciar el día. Contienen colina, un nutriente que beneficia la salud cerebral. Además de ser una excelente fuente de proteínas, pueden ayudar a disminuir el riesgo de enfermedades cardíacas y mantener una buena visión ocular.

 

6. Pescado graso (fresco):

Los pescados grasos, como el salmón y el atún, son una fuente de proteínasácidos grasos esenciales y vitamina B. Los ácidos grasos omega 3 presentes en estos reducen la inflamación corporal, una causa común de fatiga.

 

7. Vegetales de hojas verdes:

Las hojas verdes, como la espinaca y la col, son ricas en hierro, vitaminas B y antioxidantes, esenciales para la producción de energía, regulación de azúcares y vitalidad de las células.

 

8. Agua:

Constituye el 60% del peso corporal y es clave en la generación de energía. La falta de ingesta adecuada de agua puede conducir a la deshidratación, afectando negativamente a las funciones corporales.

 

No olvides combinar una buena alimentación con ejercicio regular y un descanso adecuado.